Para una mejor experiencia, mantenga su navegador actualizado. Compruebe aquí las versiones más recientes.

Estudio de caso real

Redwood City aprovecha las ventajas de la red de comunicaciones FlexNet en un innovador programa de ahorro

La historia

La localidad de Redwood City, California, tiene un eslogan que reza así: «Juntos, formamos una gran comunidad». El trabajo en equipo se plasmó en un programa de ahorro de agua respaldado por la red de comunicaciones FlexNet® de Sensus; la corporación y los habitantes colaboran para garantizar un consumo de agua razonable, para bien de todos.

Esta pujante comunidad del norte de California sufrió los efectos de tres años de sequía que agotaron las reservas de agua y dispararon el volumen de agua que Redwood compra cada año de la Comisión de Suministros Públicos de San Francisco para atender a sus 83 000 clientes. Desde siempre, Redwood había consumido más agua que la que la Comisión se había comprometido a venderles cada año. La corporación sabía que era imprescindible tomar medidas, así que procedió a racionar estrictamente el consumo y a penalizar el consumo excesivo. Los primeros intentos de restringir el consumo se basaron en informes de consumo mensual, pero los clientes protestaron porque los resultados se publicaron una vez que ya se había consumido el agua.

El desafío

La corporación sabía que para diera frutos un programa de ahorro, sería necesario tener acceso a las lecturas de los contadores en tiempo real, de forma que los clientes dispusieran de un método fiable de ver su consumo y así poder cambiar sus pautas de consumo. También sabían que para educar y prestar asistencia a los clientes era necesario que existiera un flujo de información libre entre la empresa de suministros y el cliente, y para ello era necesario actualizar la recopilación de información, los contadores y el software.

Justin Ezell, responsable de suministros de agua de Redwood City, comenta que los técnicos crearon un programa que les permitiría alcanzar sus goles: el «Programa de tarifas basadas en presupuestos». El programa se diseñó para los clientes que utilizan el agua para riego, y establece una cantidad de agua específica para cada cliente cada mes. Los clientes que se ciñen a la cuota de agua asignada pagan la tarifa inferior (de tres tarifas diferentes). Los que sobrepasan su cuota pagan tarifas más altas, siempre en función del exceso de consumo.

Sin embargo, como el programa estaba diseñado para permitir cambios en el consumo presupuestado en función de la meteorología, era necesario contar con un sistema de recopilación de datos de contadores de agua que pudiera ofrecer datos casi en tiempo real procedentes de un proveedor solvente que pudiera ofrecer soluciones tecnológicamente avanzadas, un sistema más flexible que el que podía ofrecer la tecnología de lectura mensual que había instalada en ese momento.

La solución

Redwood, que ya era cliente de Sensus desde hacía varios años, acudió a Sensus en busca de una respuesta y descubrió la infraestructura avanzada para contadores (AMI) y las ventajas del sistema FlexNet. Mejoras en eficiencia, entrega fiable de la información, flexibilidad y atención al cliente: estos son tan solo algunos de los aspectos en los que Sensus ayuda a Redwood City a implementar su programa.

El sistema de base fija entrega lecturas cada hora, las 24 horas del día, por medio de una frecuencia de radio con licencia para uso de servicios básicos de la FCC estadounidense que está disponible exclusivamente para los clientes de Sensus. Los datos se recogen en los contadores y se envían a sistemas recolectores situados en puntos estratégicos, desde donde se trasmite la información a la división de suministro de agua de Redwood City a través de Internet. La información se transforma en informes detallados que indican el consumo, la hora del consumo y la detección de fugas mediante diagnósticos. Además, dado que los contadores Redwood son un producto de Sensus, la ampliación del sistema con el programa de AMI resultó ser una transición sencilla.

FlexNet funciona por medio de recolectores conocidos como estaciones base de gateway de torre (TGB). Para cubrir un área de 65 km2 (25 millas cuadradas) que incluye terreno rural montañoso y llanuras urbanas, Redwood City necesitó tan solo dos TGB para recopilar los datos de 24 000 contadores. Esa potente frecuencia de radio de uso exclusivo con licencia que es propiedad de Sensus y que esta pone a disposición de sus clientes, permite el uso de una infraestructura tan reducida, lo que a su vez reduce el impacto medioambiental y la huella de carbono sobre el terreno. Ezell explicó que el uso de tan solo dos TGB y de la frecuencia con licencia eran ventajas adicionales que la corporación municipal de Redwood quería aprovechar mediante el uso de la red FlexNet.

Además, gracias al sistema FlexNet, el personal de Redwood queda libre para dedicarse a otras funciones, una vez que la lectura de los contadores está automatizada. Según comenta Ezell, el personal ahora puede atender a las fugas rápidamente y además informa a los clientes de la existencia del programa, o de otros proyectos de atención al cliente y de mantenimiento del sistema.

Gracias a la instauración de un sistema de comunicaciones de datos fiable y en tiempo real, el consistorio de Redwood pudo sacar adelante su plan de ahorro progresivo. Consiguieron diseñar las aplicaciones web necesarias, establecer una relación de confianza con los clientes con ayuda de unas lecturas precisas, y respaldar la estrategia gracias al volumen de información que recibían del sistema FlexNet.

 

Todos los productos de Sensus son de vanguardia, y nos consideramos una organización de vanguardia», añadió Ezell. «Estamos encantados de coordinarnos con Sensus y compartir un mismo concepto de modelo de negocio orientado al cliente.

 

Una vez instaurado el sistema de distribución de información, el consistorio utilizó su propia plantilla de personal para diseñar una herramienta web que permitiera calcular el presupuesto de agua para cada cliente que utiliza agua de riego, en función de las pautas meteorológicas y de las necesidades de agua de cada jardín en un día dado. El proceso de cálculo del presupuesto también tiene en cuenta el tamaño de la familia y del inmueble, si el cliente tiene piscina o no, y el diseño de los jardines.

«El horario de riego puede cambiar de un día a otro, de forma que el sistema es una forma de conseguir que los propietarios de jardines rindan cuentas de su consumo. Si está lloviendo, no se debe regar el césped», comentó Ezell. «Todavía nos consultan los clientes, pero ahora sabemos cómo explicarles el funcionamiento del sistema. Antes teníamos que enviar un técnico de campo a actuar sobre el terreno, mientras que ahora podemos mirar a una pantalla y enseñarles cómo pueden consultar la información para obtener sus propias respuestas».

Por sugerencia de un cliente, también utilizamos un módulo de correo electrónico automático que avisa a los clientes de posible consumo excesivo o de la presencia de fugas continuas. «Es increíble cuántas fugas detectó el sistemas FlexNet prácticamente desde su puesta en funcionamiento», añadió Ezell. «Gracias a la identificación y la corrección de las fugas, estamos ahorrando millones de litros de agua que de lo contrario se darían por perdidos».

La tecnología FlexNet opera por medio de un potente sistema de torres, por lo que las empresas de suministros públicos pueden abarcar fácilmente la zona de cobertura de sus servicios. Está previsto ampliar el programa de Redwood a los clientes domésticos con la esperanza de aumentar el ahorro de agua en 2010 y en años posteriores, comentó Ezell en relación con el plan de instauración en toda la cobertura de la empresa en un plazo de cinco años.

La conclusión

Gracias a la fiabilidad de la red y a su funcionamiento en tiempo real, el primer año del plan piloto fue todo un éxito. El consumo de agua ha caído en picado. El programa de ahorro ha permitido ahorrar más de 300 millones de litros (80 millones de galones) de agua (cerca del 15 por ciento) en agua para riego durante 2009, en relación con los datos correspondientes al año 2008. Hubo clientes de agua para riego que redujeron sus presupuestos y sus facturas en 75 000 USD.

Los clientes de Redwood City disponen ahora de registros diarios de consumo de agua, incluido un gráfico de consumo de agua por meses, semanas, días u horas. Ya que disponen de acceso a sus cuentas de agua las 24 horas del día, los clientes pueden realizar ajustes antes de llegar a fin de mes para no pasarse del presupuesto asignado y pagar la tarifa de agua más baja. Si surge cualquier duda en relación con una factura o con el consumo, el personal de Redwood puede indicar con precisión en qué momento ha regado el césped un cliente, y si estaba lloviendo cuando regó.

«Nosotros nos beneficiamos del ahorro de agua, y nuestros clientes se benefician de los ahorros en costes», añade Ezell. «Sin duda, juntos, formamos una gran comunidad».

(Publicado en 2010)

Descargar PDF

Contacto

¿Alguna pregunta? Nuestra plantilla de expertos puede ayudarle a encontrar la respuesta. Haga clic abajo para ponerse en contacto con nosotros o buscar una oficina cercana.

Contacto

Please select your preferred language:

English Deutsch Français 日本語 Español 简体中文