Para una mejor experiencia, mantenga su navegador actualizado. Compruebe aquí las versiones más recientes.

Estudio de caso real

HSE Darmstadt AG implementa la gestión inteligente del agua con contadores iPERL de Sensus

Distribuir agua potable optimizando costes, dar un trato responsable a este valioso recurso y satisfacer las expectativas de los clientes, incluida la demanda de soluciones de medición inteligentes: las empresas de suministro público de agua cada vez afrontan más desafíos. Con la ayuda de 40 000 contadores de agua inteligentes, la empresa de suministro de electricidad y de infraestructuras HSE con sede en Darmstadt se prepara para adoptar una solución sostenible y preparada para afrontar el futuro.

“Por motivos de seguridad, la recopilación manual de datos de los 300 contadores que tenemos instalados en pozos de agua potable tenían que realizarla dos técnicos que habían recibido formación especial”, explica Martin Grüger, responsable de la medición del consumo de agua potable de HSE, la empresa de aguas de Darmstadt. “Esto es muy exigente para el personal, requiere mucho tiempo y genera costes elevados. Queríamos reducir nuestros compromisos financieros y en personal, y empezamos a buscar alternativas modernas y rentables. Hasta que dimos con los contadores iPERL”.

Con los contadores iPERL de Sensus, HSE no solo modernizó su concepto de medición del consumo, sino que además consiguió optimizar notablemente los procesos de distribución del agua. Gracias al módulo de comunicación de datos cifrados en AES incluido en los contadores iPERL (Sensus RF), las empresas de agua pueden recopilar los datos de consumo de manera sencilla y rápida por medio de lecturas de los contadores a distancia. Los contadores instalados en pozos y viviendas pueden integrarse sin fisuras en un sistema de lectura y facturación. Las ventajas económicas son enormes; los costes operativos de la lectura a mano de los contadores pueden reducirse notablemente o incluso ahorrarse por completo. Desde que instaló el sistema iPERL, HSE ya no necesita realizar lecturas manuales de 300 pozos. Y además, gracias a las lecturas a distancia, no es necesario concertar citas con miles de clientes. “De esta forma, en lugar de leer 200 contadores al día, en el futuro podremos leer 6000”, explica Grüger. “Tenemos previsto recopilar todas las lecturas de contadores de toda nuestra red de suministro en menos de siete días en el futuro, y eliminar nuestro sistema antiguo de lectura de contadores por tandas”.

Registrar las cifras de consumo con transparencia y precisión mejora la satisfacción del cliente

Además de los ahorros potenciales en costes operativos, el uso de contadores iPERL también ha beneficiado al servicio de atención al cliente del proveedor: Las comunidades de vecinos preferían una lectura en una fecha fija en lugar de las lecturas por tandas convencionales. Y este servicio puede ofrecerse sin ningún problema con los contadores iPERL”, añade Grüger. La gestión de reclamaciones también se optimizará porque las lecturas son precisas y transparentes, como Grüger describe: “Hemos alcanzado un alto nivel de precisión incluso en caudales mínimos, y podemos mostrar a los clientes el consumo realizado de una manera transparente y fácil de comprender. Gracias a esto, los clientes aceptan mejor las facturas. En el futuro, cualquier consulta o reclamación por posibles lecturas incorrectas de los datos de los contadores podrán recibir una respuesta más elaborada, lo que eliminará la necesidad de realizar costosas pruebas de diagnóstico. También podemos cumplir nuestra labor de suministro de agua sostenible con los contadores iPERL, ya que los perfiles de consumo individuales nos permiten identificar rápidamente fugas y pérdidas de agua de los clientes para informarles al respecto. Este es un servicio muy útil para nuestros clientes, y lo valorarán de cara al futuro”.

La detección de fugas es posible gracias a los exclusivos parámetros de medición de los contadores iPERL, que pueden registrar caudales tan bajos como un litro por hora. La empresa de suministro de agua quiere utilizar esta función para detectar pérdidas de agua en su propia red de distribución con la máxima precisión por primera vez. “Con la ayuda de las lecturas transparentes y en fechas fijas de IPERL y SensusRF, también podemos identificar y solucionar las pérdidas de agua con mayor precisión”, explica Grüger. Esto quiere decir que HSE garantiza que el agua potable es un recurso que recibe un tratamiento responsable de parte de los clientes y dentro de su propia infraestructura, y además se anticipa al futuro con su concepto de gestión sostenible de los recursos.

Tecnología de medición de alta precisión incluso con los caudales más bajos

En Darmstadt sacan el máximo provecho de las propiedades metrológicas del modelo iPERL, a día de hoy una de las tecnologías de medición más modernas existentes en el mercado. Sensus ha equipado los contadores con tecnología de campo magnético residual en un valor nominal de caudal (Q3) de 4 que garantiza la precisión en la facturación del consumo incluso en caudales tan bajos como un litro por hora. La exclusiva construcción del tubo de medición y la tecnología de medición sin contacto también facilitan el control de la presión, según confirma Grüger: “Nuestra red incluye zonas con baja presión, y por eso nos viene muy bien poder minimizar las pérdidas de presión con ayuda de la tecnología iPERL, lo que a su vez contribuye a mejorar eficiencias de costes y de consumo energético en nuestra empresa”.

La precisión en las lecturas del consumo también ofrece ventajas a la hora de cooperar con organismos públicos, como explica Grüger: “Las administraciones estatales y federales cuentan con que las empresas de suministro público de agua ofrezcan datos y previsiones de consumo que sean fiables. Hasta ahora, nuestros cálculos (realizados mediante lecturas por tandas) tenían una tolerancia de aproximadamente un tres por ciento. Los contadores iPERL comunican los datos de consumo más actualizados, por lo que ahora podemos trabajar con cifras exactas. Las administraciones públicas valoran esta ventaja, y significa que no hay que ajustar las cifras de consumo para el año siguiente”.

Conclusión: gracias a la tecnología iPERL, Sensus ocupa un puesto de vanguardia en una nueva generación de contadores de agua. Las empresas de suministro público de agua pueden instalar ahora sistemas de medición “inteligentes” que son “fuentes de datos” precisas y de alto rendimiento. El concepto técnico y la filosofía de la tecnología iPERL sustituyen la medición de agua convencional con un sistema que puede comunicarse y registra y transmite constantemente datos de consumo y de estado de funcionamiento, lo que genera información precisa y muy valiosa tanto para la empresa proveedora como para los consumidores.  “Por supuesto, los contadores iPERL son más caros que los contadores convencionales, pero si tenemos en cuenta una vida útil de 12 años como mínimo, con 3 inspecciones de muestras satisfactorias, este procedimiento es sin duda una buena inversión desde el punto de vista económico”, explica Grüger.

Aunque hoy en día el concepto de “Smart Metering” (medición inteligente) se utiliza más a menudo para referirse a redes eléctricas, el proveedor de electricidad y servicios de infraestructura HSE de Darmstadt, no solo ha demostrado que es posible instalar redes de agua inteligentes, sino que además merece la pena. En el futuro, los datos de consumo que emitan los contadores de agua y de electricidad inteligentes se transferirán a sus socios de facturación Count+Care en una única operación. Con la modernización de sus contadores, HSE es uno de los primeros proveedores que toma esta medida de innovación en Alemania.

Contacto

¿Alguna pregunta? Nuestra plantilla de expertos puede ayudarle a encontrar la respuesta. Haga clic abajo para ponerse en contacto con nosotros o buscar una oficina cercana.

Contacto

Please select your preferred language:

English Deutsch Français 日本語 Español 简体中文